Cargando...

Apunte para celiacos

La salsa de soja puede hacerse con harina de maíz o con harina de trigo, por eso aunque en las recetas ponga que ''es apta para alérgicos al gluten'' no os dejéis llevar por la marca que pueda aparecer en la foto, vigilad eso. También lo podéis cambiar por salsa Tamari que no lleva harinas y sabe muy similar.

sábado, 9 de julio de 2011

Mermelada de tomate

REMEMBER, IF YOU NEED ENGLISH TRANSLATION JUST ASK FOR IT.
Y seguimos con esta serie de acompañamientos que estamos preparando para nuestras hamburguesas, pero como es obvio sirven para muchas otras recetas y las podemos conservar bastante tiempo en el frigorífico. Imagínate un filete con patatas fritas con kepchup y poco de esta mermelada, por ejemplo, o unos perritos calientes, pero lo bueno es que también sirve para las tostadas del desayuno.

Digo lo anterior porque muchos pensaréis que no merece la pena hacer todas estas salsas para unas simples hamburguesas, pero a parte de que con lo buenas que os van a quedar (no os vais a dar cuenta del trabajo), es que con una tarde que paséis en la cocina vais a tener acompañamientos deliciosos para mucho tiempo.
Ingredientes:
- 3/4 kilo de tomates maduros.
- 250 gramos de azúcar moreno.
- El zumo de medio limón (pequeño).
Opcional: un chorro pequeño de salsa de soja, medio clavo de olor, o albahaca.
Elaboración:
1- Pela los tomates (también podéis escaldarlos 30 segundos en agua hirviendo). Después los cortamos en dados, retirando antes las semillas (las podéis dejar pero queda menos fino, además las podemos aprovechar para un bocata de jamón).
2-  Colocamos el tomate en un plato hondo junto con el limón y el azúcar; y dejamos macerar en un sitio fresco durante 2 horas, esto es importante.
3- Ponemos el tomate en una cazuela (si ha hecho demasiado jugo retirad un poco), añadimos las especias en el caso de querer meterlas a nuestra preparación,  y cocinamos a fuego lento hasta que espese (unos cuarenta minutos), sin dejar de remover para que no se pegue.
4- Lo ponemos en un bote de cristal y ya lo tenemos. (recordad esterilizar en agua hirviendo el bote).
Consejo del chef: lo mejor es preparar mucha cantidad, porque el trabajo es el mismo para medio kilo que para cinco. Luego lo metemos en botes que llenaremos hasta arriba, los cerramos y sumergimos completamente en agua hirviendo para esterilizar, de esta manera siempre tendremos mermelada a punto. (con un poco de queso de Burgos es un pecado).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...