Cargando...

Apunte para celiacos

La salsa de soja puede hacerse con harina de maíz o con harina de trigo, por eso aunque en las recetas ponga que ''es apta para alérgicos al gluten'' no os dejéis llevar por la marca que pueda aparecer en la foto, vigilad eso. También lo podéis cambiar por salsa Tamari que no lleva harinas y sabe muy similar.

domingo, 17 de abril de 2011

Conejo Moruno

REMEMBER IF YOU NEED ENGLISH TRANSLATION, JUST ASK FOR IT.

Bajo este curioso nombre se esconde una receta sana y muy rica, con aires árabes.

Hoy nuestro rey va a ser el conejo una carne muy poco utilizada a pesar de todas sus ventajas, a saber, poca grasa, sabor suave, se prepara rápidamente y coge muy bien los sabores; además de su aporte de minerales bastante superior al de otras carnes de las que estamos acostumbrados a comer. Obvia decir que es una carne genial para todos aquellos que estéis en plena operación bikini.
Por otra lado está la parte moruna de la receta, os voy a enseñar a hacer el adobo moruno (mi versión) que también podeís utilizar para hacer los famosos ''pinchos morunos'', sólo tendríais que cambiar el conejo por trozos de cordero y ensartarlos en un palo, el resto del proceso es el mismo. También podéis hacerlo con costillitas de cerdo, es todo un espectáculo si añadimos unas patatas cortadas en láminas durante el horneado.

Si no sabéis como preparar pinchos morunos o cómo se preparan las especias para los pinchos sólo tenéis que ver la parte del adobo.
Ingredientes del adobo:
- Primero necesitaremos las siguientes especias:  Coriandro (semillas de cilantro), pimienta negra en grano, gengibre molido, cúrcuma, comino molido, y curri. La proporción será de una cucharada de cada especia menos de pimienta que serán cuatro granos por cada cucharada.

Elaboración del Adobo:
- Añadimos una cucharada de cada ingrediente (yo suelo preparar más cantidad y así ya lo tengo preparado en un bote dura meses) más los granos de pimienta y lo convertimos en polvo con un molinillo de café o el accesorio picador de vuestra batidora.

OJO: también se puede hacer con mortero o almirez, en ese caso echar un poco de sal gorda, aunque es preferible la opción de la batidora porque ahora tiempo.


Y este es el resultado, si os fijáis las semillas de cilantro no se pulverizan del todo, a mi me gustan así porque le dan un toque diferente, pero si preferís algo más pulvurulento sólo hay que machacarlo o pulverizarlo más.

CONEJO MORUNO (la receta como tal)
Ingredientes:
- Un conejo troceado (conservad riñones e hígado para otra receta)
- Especias morunas (el adobo que hemos visto)
- Una cebolla blanca grande ( valdría también cebolla roja o 10 escalonias)
- Tres dientes de ajo.
- Una copita de vino de Serrada (o el de vuestra zona, con Shake está delicioso)
- Aceite.
- Sal.
Elaboración:
1- Lo primero es picar la cebolla y los ajos.Aquí os dejo un vídeo en el que pico una cebolla paso a paso para que veáis cómo se agarra el cuchillo, los dedos y en que dirección cortar para que nos quede bien y no nos cortemos.

Y aquí el resultado.

Colocamos el conejo troceado en un ''tuper'' grande o ensaladera (yo prefiero el tuper porque tiene tapa, luego veremos porqué) y le añadimos la cebolla y el ajo picados.



2-Le añadimos la especias. Todavía no mezclamos, parece bobada pero nos interesa que los jugos de la cebolla penetren en la carne cuando tengan el gusto de todos los ingredientes, si revolvemos ahora ya iniciaríamos la maceración.







3- Añadimos el vino, y dos cucharadas de salsa de soja (sustituye a la sal) y un poco de salsa de tabasco (si lo preferís machacad una cayena)



Un apunte, la salsa de soja no es un sustitutivo de la sal como tal, es una salsa que tiene un gran aporte de sal y por ello la sustituye, pero aquellos que sufráis de hipertensión no la podéis utilizar. Un buen sustitutivo de la sal, en ese caso, es el polvo de zarzaparrilla (por cierto un buenísimo realzante para el marisco).

4- Ahora es el momento de mezclar todos los ingredientes y taparlo ( por eso lo de tuper), si habéis utilizado una ensaladera y otro recipiente lo podéis tapar con papel alumínico.
Aquí empieza el proceso de maceración, durante seis horas tenéis que dejarlo , y esto es muy importante, a temperatura ambiente, si es invierno, lo mejor es dejarlo en la cocina cerca de los fogones para que el proceso tenga el suficiente calor. Luego lo podéis cocinar o reservarlo en la nevera para el día siguiente, incluso, lo podéis congelar. Es importante macerarlo fuera de la nevera, al revés que en otras maceraciones, para que se habrán más las fibras de la carne y que de esta forma penetren mejor en ella los sabores.

5- Precalentamos el horno a 200 º y sobre una plancha de horno (si no tenéis utilizad una bandeja de horno, pero quedará diferente a la plancha, por su manera de difundir el calor), colocad el conejo sobre la bandeja (que tendremos caliente) y meted en el horno hasta que se haga, normalmente unos 10 minutos por cada lado (los trozos son muy pequeños). Podéis echar unas patadas cortadas finas para que se hagan a la vez, los que estéis a régimen mejor sustituirlas por pimiento italiano verde, porque la patata aporta muchos hidratos de carbono.
Aquí tenéis los resultados, ¿buena pinta? pues ahora sólo tenéis que seguir los pasos y tendréis esta sencilla receta ante vosotros.
No consigo ponerla panorámica, je, je, je.






Esta última foto es trampa, je, je, je; así es como quedaría la misma preparación usando costillitas de cerdo.

A comer  ^^.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...